La estatua-menhir del Pla de les Pruneres.

En abril del 2009 durante las obras de construcción de un parquing en el Pla de les Pruneres (Mollet del Vallès), se encontró enterrado a 10m de profundidad un curioso menhir del neolítico.
Por lo general, un menhir suele ser el elemento mas sencillo (poco elaborado) de monumento megalítico, consistiendo en un bloque de piedra de forma vertical usado de forma aislada o como parte de un Cromlech. Fuera de ese modelo, hay algunos casos en que el menhir puede tener grabados o representar una figura antropomorfa.
Del monolito que hablamos en este caso es de ese última forma. Con una altura de 490 cm, 69 cm de ancho y 110 cm de profundidad tiene un peso aproximado de 6 tn, siendo la estatua-menhir más grande de Europa. Su composición es de arcosa (roca sedimentaria formada a partir de la erosión de rocas graníticas) un tipo de material, que curiosamente, no es originario de esa zona y por lo que se plantea que el menhir fue trasladado desde otro lugar (se baraja de la Serralada Litoral o del Figaró).
Zona frontal y trasera

Uno de los hechos que lo hace una rareza es, por qué tiene decoradas las zonas estrechas de la piedra en vez de las más anchas, lugar dónde hay más espacio para realizarlo y común en todas las estatuas-menhir existentes en Europa. En todas las encontradas las decoraciones siempre están situadas sobre las caras más anchas, catalogándola como un caso único.La técnica escultórica elaborada es diferente en ambos lados, mientras que lo representado en la cara frontal es en bajorrelieve con una técnica detallada. En su cara inversa es mediante repicado y posterior abrasión.

Rostro esculpido

En su parte frontal hay esculpido un rostro con la representación de la clásica “T” facial. En ella se encuentran dos ojos a lado y lado de un relieve vertical que representa la nariz. Sobre ésta, unida a ella pero dispuesta de forma horizontal y con un pequeño arqueamiento hacia arriba, encontramos representadas las dos cejas.
La representación de la clásica “T” facial es propia de las figuras del grupo Languedociano, pero con la variante que una cara tan regular o geométricamente ordenada no se encuentra en el Languedoc, y sólo se ha encontrado en algunas piezas datadas a finales del cuarto y la primera mitad del tercer milenio, resultando, muy alejadas de este menhir.

Parte trasera de la estatua-menhir

En su parte posterior hay varias representaciones, teniendo una difícil interpretación al carecer de otras similares en Europa para poder cotejarlas.

Actualmente la pieza se encuentra en el patio de la biblioteca de Can Mulà.

Fuentes: 1, 2,3

Anuncios