El hipogeo de Can Bussineri

001 DSC07164 copia

Un hipogeo (del latín: hypogaeumy, y este del griego: ὑπόγαιον, que vendría a ser “cámara subterránea”) era una bóveda bajo tierra que en la antigüedad se usaba para depositar y conservar los cadáveres sin incinerarlos (sepulcros o cámaras funerarias). Los hipogeos excavados en la época moderna (siglos XVI-XVIII) también conocidos popularmente como grutas o fresqueras tenían una función diferente. Estos suelen constar de una entrada escalonada, un pasillo y un cuarto final.

El acceso del hipogeo de Can Bussineri (en el siglo XVI llamada Can Rei) en la población de Sant feliu de Codines, está en la zona mas baja de la vivienda siendo una abertura entre la parte inferior de una pared y el suelo (en la actualidad enrejada) transcurriendo a 4 m. bajo el nivel de la calle.

Su recorrido parte desde la casa hasta el centro de la calle (plaza de la iglesia) constando de tres tramos. La galería tiene una altura de 2 m. con un ancho de 80 cm con el techo redondo (de arco) para acabar en una sala circular de 2 m. de diámetro y 1.5 m. de altura, el techo de esta sala es tipo cúpula de forma esférica.

El material excavado en la galería (así como en toda la zona adyacente a la iglesia) es travertino con tierras de tipo arenisco, conocido como Codines, dando el sobrenombre a la población.

Fuente.

Anuncios